Se están volviendo cada vez más repetitivos los incendios que tienen como causa los cortocircuitos. Se necesita revisar las instalaciones eléctricas.

Ahora, con la cercanía de las fiestas de Navidad y de fin de año, es necesario que los Cuerpos de Bomberos intensifiquen los controles y la prevención en temas de instalaciones eléctricas.

Los ciudadanos deben buscar información y evitar cometer errores en sus conexiones en árboles, pesebres y adornos navideños; pero, además, no excederse en los tiempos de encendido, primero por ahorro y segundo por seguridad.

La energía eléctrica se ha convertido en un elemento indispensable para la vida, pero un manejo inadecuado de este recurso esencial puede terminar en tragedia y generar pérdidas humanas o económicas.

Por tanto, la tan repetida prevención debe hacerse efectiva.

Más allá de esta temporada festiva, sería ideal que los Cuerpos de Bomberos  fortalezcan los controles e impulsen la toma de los correctivos que corresponden.

“Los expertos recomiendan hacer una revisión exhaustiva de las instalaciones eléctricas”.

Usualmente la institución vigila comercios y empresas, pero descuida los problemas residenciales y eso se constituye en una fuerte debilidad.

Los expertos recomiendan hacer una revisión exhaustiva de las instalaciones eléctricas cada cinco años y esa es una exigencia que no está dentro del radar de prioridades de los bomberos, los municipios e incluso de los Gobiernos parroquiales.

También se debería educar a los ciudadanos sobre el buen uso de los artefactos electrónicos, las fallas, o incorrecta instalación del sistema eléctrico, e inspeccionar la carga y sobrecarga de las instalaciones domiciliarias.

Aquí hay tareas de corto y mediano plazo que esperan y pueden ser útiles para salvar vidas.

Editorial de El Diario publicado este jueves 7 de diciembre del 2023 en nuestra edición impresa.