En el Reino Unido se detectó una nueva variante del virus de la influenza A(H1N2)v conocida como gripe porcina.

Esta nueva variante se la detectó en un individuo de North Yorkshire que presentaba síntomas respiratorios.

Así lo confirmó la Agencia de Seguridad Sanitaria (UKHSA, por sus siglas en inglés).

Se trata de la primera detección de esta cepa gripal en un ser humano en el país europeo.

Las autoridades sanitarias detectaron la nueva variante 1b.1.1 mediante la prueba de reacción en una prueba (PCR).

Desde 2005 se han notificado en todo el mundo un total de 50 casos humanos de gripe A(H1N2)v, pero ninguno de ellos se encuentra genéticamente relacionado con esta variante, que es similar a los virus que circulan entre los cerdos en Reino Unido.

Actualmente, se están determinando las características patogénicas de esta nueva cepa y evaluando el riesgo para la salud humana.

Los funcionarios de sanidad señalaron que la persona afectada tuvo un curso leve de la enfermedad y que ya se ha recuperado por completo.

“Se están realizando investigaciones para conocer cómo el individuo adquirió la infección y evaluar si existen más casos asociados”, señaló Meera Chand, directora de incidentes de UKHSA.

Según los expertos, el virus de la influenza porcina A en cerdos posee tres subtipos principales: H1N1, H1N2 y H3N2, que ocasionalmente infectan a humanos.

En el caso de la influenza A variante H1N1 (cepa pdm09), comúnmente denominada gripe porcina, ocasionó una pandemia en humanos en 2009.

“Sabemos que algunas enfermedades de los animales pueden transmitirse a los humanos, razón por la cual son tan importantes las normas estrictas en salud, bienestar y bioseguridad de los animales”, indicó la directora veterinaria, Christine Middlemiss.

“Los criadores de cerdos también deben informar inmediatamente a su veterinario local de cualquier sospecha de gripe porcina en sus piaras”, agregó.