El juez de la Audiencia Nacional, Francisco de Jorge, ordenó el ingreso en prisión de ocho presuntos miembros de una presunta organización criminal asentada en la provincia de Málaga y en Guayaquil.

Esta banda está acusada de introducir y distribuir grandes remesas de cocaína en Europa desde Sudamérica por vía marítima y de blanquear sus ganancias en suelo español.

Según han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1 también ha acordado dejar en libertad a otras tres personas, a las que les ha retirado el pasaporte, les ha prohibido la salida del país y les ha obligado a comparecer periódicamente ante los juzgados.

En el marco de la investigación, el instructor pedirá a su vez la extradición de dos detenidos, uno en Ecuador y otro en Reino Unido, según han apuntado las fuentes consultadas.

La decisión del juez tiene lugar después de que el pasado martes agentes de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera española —en colaboración con la Policía Nacional de Ecuador y EUROPOL— detuvieran a unas treintena de personas acusadas de formar parte de una organización criminal relacionada con el tráfico de cocaína. En el marco de la operación también se bloqueó una serie de inmuebles en España valorados en 13 millones de euros.

Según informó la Policía Nacional, la operación se llevó conjuntamente en ambos países y se realizaron de manera simultánea 21 entradas y registros en España y 56 en Ecuador. La actuación fue coordinada por la Fiscalía Especial Antidroga en colaboración con la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada Transnacional de Ecuador, todo ello a través de la Red de Fiscales Antidroga de Iberoamérica (RFAI) y el Juzgado Central de Instrucción Número 1.

Ocho presuntos miembros de bandas

En su comunicado, la Policía apuntó que la red criminal contaba con una gran experiencia en la introducción en Europa de grandes cantidades de cocaína y utilizaba novedosas técnicas para escapar de los controles establecidos, contando para ello con un complejo entramado empresarial internacional que les permitía introducir en el circuito legal los beneficios obtenidos ilícitamente.

En concreto, la organización sería la responsable del intento de introducción de al menos 3.200 kilos de cocaína en Europa, que tenían como origen Ecuador y como destino diferentes puertos europeos.

Fruto de la operación se han intervenido más de 400.000 euros en efectivo, se han bloqueado en España gran cantidad de inmuebles, valorados en más de 13.000.000 de euros, así como vehículos de alta gama y relojes de lujo, y el bloqueo de productos financieros.