El agujero en la capa de ozono de este año en torno al Polo Sur se ha convertido en uno bastante mayor de lo habitual, según las previsiones del Copernicus Atmosphere Monitoring Service (CAMS).

CAMS monitorea constantemente la capa de ozono de la Tierra, rastreando la formación y evolución de la destrucción química anual del ozono que conduce al desarrollo del agujero. Los científicos de CAMS han estado monitoreando de cerca el desarrollo del agujero de ozono de este año sobre el Polo Sur, que ahora ha alcanzado una extensión mayor que la Antártida.

Cada año, a medida que el hemisferio sur se acerca a la primavera, los productos químicos artificiales descomponen el ozono sobre la Antártida, lo que hace que la capa de ozono se vuelva mucho más delgada. Debido a que el agujero de ozono puede ubicarse en regiones con poblaciones en riesgo de estar expuestas a niveles nocivos de radiación ultravioleta, la información que proporciona CAMS, basada en observaciones satelitales e in situ y modelos detallados de la atmósfera, es relevante.

Después de un comienzo bastante estándar, el agujero de ozono de 2021 ha crecido considerablemente en las últimas dos semanas y ahora es más grande que el 75% de los agujeros de ozono en esa etapa de la temporada desde 1979.

Vincent-Henri Peuch, director de CAMS, declaró en un comunicado: “Este año, el agujero de ozono se desarrolló como se esperaba al comienzo de la temporada. Parece bastante similar al del año pasado, que tampoco fue realmente excepcional hasta principios de septiembre, pero luego se convirtió en uno de los agujeros de ozono más grandes y duraderos en nuestro registro de datos más adelante en la temporada. Ahora nuestras previsiones muestran que el agujero de este año se ha convertido en uno bastante mayor de lo habitual. El vórtice es bastante estable y las temperaturas estratosféricas son incluso más bajas que el año pasado, por lo que puede seguir creciendo ligeramente durante las próximas dos o tres semanas”.

El Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono se celebra cada año el 16 de septiembre para mantener la conciencia sobre el impacto humano en nuestro medio ambiente.