Pablo Ramírez, comandante de la Zona 4 de Policía, informó que Manabí registra 153 muertes violentas hasta septiembre del 2021, mientras que en el 2020 (mismo período) hubo 62, es decir, se registra un 147% de aumento.

“Iniciamos con un declive, en septiembre se registraron 10 muertes que es la más baja del 2021. Esta disminución se da porque articulamos nuestras estrategias ”, acotó.

Del número de muertes 138 fueron asesinatos, 6 homicidios, 4 femicidios y 5 sicariatos. Un total de 128 fueron con arma de fuego.

“Como Subzona tenemos alrededor de 890 armas incautadas en lo que va del año, esto hace que nuestro trabajo sea efectivo para prevenir los hechos”, dijo.

El comandante indicó que Manabí, al tener más de 380 kilómetros de costa, da la permeabilidad para que las bandas delictivas, sobre todo de narcotráfico, ocupen estos lugares para sus actividades.

“En el ámbito de la violencia criminal, estamos estableciendo importantes estrategias para prevenir las muertes violentas a través de una anticipación del delito”, mencionó.

Además, que en comunidades realizan campañas con las que inculcan que la resolución de conflictos es por medios pacíficos y no mediante la violencia.

Recordó que existen 2.700 policías en la provincia y al ser consultado sobre un aumento del número de efectivos, dijo que solicitarán para el 2022 entre 50 y 80 policías más.