Moradores del Callejón Miguelillo protestaron en el Munucipio de Portoviejo por el mal estado en que se encuentra este tramo, ubicado entre la calle Quito y avenida Ramos Iduarte.

Ellos aseguran que los reboses de aguas servidas son constantes, los adoquines levantados son un riesgo. “Todos los días se cae alguien”, dijo Ángel Rezabala.

Ivan Ganchozo, subdirector de infraestructura pública del Gad, dijo que a finales de este año se hará la obra, que ya está en el plan operativo anual, por un monto de 75.000 dólares.