Presos dicen que comían agua con hueso en la cárcel de Cotopaxi, mientras otros tenían alimentos vip a su disposición.

Después de que personal de las Fuerzas Armadas ingresara a la cárcel de Cotopaxi, muchas situaciones salieron a la luz. En el lugar se encontraron varios objetos no permitidos como computadoras, redes de internet, camas, piscina y hasta una discoteca.

Pero eso no es todo, pues algunos interno tenían privilegios en cuanto a ciertos gustos para alimentarse, pues disponían de embutidos, bebidas gaseosas y hasta licores.

Sin embargo, a los algunas personas privadas de libertad informaron que en la cárcel les cobraban cierta cantidad de dinero para dormir, alimentarse e incluso para usar un baño.

Uno de los internos expuso que solo les daban una “supuesta sopa que solo agua y hueso”, de acuerdo a un video difundido en las cuentas institucionales de las Fuerzas Armadas.

Tras las tareas ejecutadas por las Fuerzas Armadas, algunos presos dicen que están agradecidos por la intervención de los militares. Muchos agregan que ya han comido mejor.

Por su parte, la institución ha enfatizado que con las operaciones desarrolladas en el interior del recinto penitenciario, varias personas quedaron sin privilegios.

Estas acciones son emprendidas a nivel nacional dentro del plan del gobierno que tiene como finalidad recuperar el control de las cárceles.