La revuelta en la que fallecieron 12 reos, entre ellos alias “Goyo”, en la cárcel Bellavista en Santo Domingo, el 18 de julio del 2022, fue el inicio de una reestructuración de los grupos delictivos alrededor de Los Choneros. Y sería también el detonante del asesinato de Leandro Norero, según la Policía.

Las autoridades presumen que José Gregorio Ramírez “Goyo”,  habría estado detrás del asesinato de José Luis Zambrano alias “Rasquiña”, quien era líder de Los Choneros.

Con la muerte de “Rasquiña” se desencadenó una pugna por el liderato de Los Choneros y con ello el dominio de las cárceles en el país.

Con la desaparición de “Goyo”, quien era considerado el punto de inflexión, según informes de grupos de inteligencia de la Policía, se pretendía que las bandas organizadas se reagruparan en un solo bloque.

Según el portal informativo Primicias, el primero en supuestamente intentar este cometido fue ‘El Patrón’ Norero, considerado el financista de varios grupos delictivos como Los Lobos, Chone Killers y Tiguerones.

Tras la muerte de “Rasquiña”, estas bandas intentaron acabar con alias “Fito” y “Junior”, sucesores del poder de Los Choneros.

La traición

Según el mismo medio, el acercamiento para reagrupar las bandas en un solo bloque delictivo se habría dado mediante mensajeros que Norero envió para que mantuvieran reuniones con “Fito” y “Junior” en la cárcel donde ellos están detenidos.

Sin embargo, estas pretensiones de “paz” y de reestructuración que a título personal habría ideado y puesto en marcha Norero, no habían sido consultadas con los líderes de Los Lobos, quienes al enterarse habrían pedido su eliminación. Esto se consumó el lunes 3 de octubre en un motín en la cárcel de Cotopaxi, en donde además murieron otros 15 internos, algunos pertenecientes a la custodia personal de “El Patrón”.

Para poder lograr el objetivo de asesinar a Norero, quien tenía un exclusivo perímetro de seguridad en la cárcel de Latacunga, habrían infiltrado entre su gente de confianza a alias “Brazudo”, un exchonero que en la actualidad estaba al servicio de Los Lobos.

Según información policial, “Brazudo” sería el autor material del asesinato Norero.

Con la desaparición de Norero, la Policía cree que Los Choneros no se quedarán tranquilos y así podría iniciar una nueva ola de violencia tanto dentro como fuera de las cárceles.