La demanda por acceder a los servicios del Registro Civil no para. Las aglomeraciones propias de las semanas que precedieron a las elecciones no han reducido tanto en la agencia ubicada en la avenida Clemencia de Mora de Santo Domingo.
La mayoría de usuarios llega en busca de renovar su cédula luego de haberla perdido.
Gregorio Díaz, llegó ayer al sitio con el objetivo de obtener un turno y se encontró con una larga fila. El hombre asegura que quería el trámite para la cedulación, pero el sistema estaba inhabilitado.
Honorato Cedeño, coordinador zonal del Registro Civil, dio a conocer una de las medidas para evitar aglomeraciones.
Se trata de atender a los usuarios que demandan cédulas y pasaportes sin agendamiento de turnos en la web.
El funcionario señala que esta medida ha dado buenos resultados y se mantendrá por tiempo indefinido.
Esta nueva forma comenzó el 13 de abril pasado. Hasta entonces, decenas de personas madrugaban para hacer largas filas, pese a tener sus turnos.  
En la agencia Santo Domingo, se emiten cédulas de policarbonato y con chip.
El costo de la cédula moderna es de $ 16 para las renovaciones y $ 5 para quienes la obtienen por primera vez.
En las ciudades de Guayaquil, Cuenca, Babahoyo y Quevedo, sí se requiere un turno.

El coordinador zonal explicó que durante el estado de excepción la atención de los servicios se mantiene en el horario regular, de lunes a viernes, de 08h00 a 17h00; a excepción de matrimonios fuera de sede, los cuales están suspendidos por ahora.
La inscripción de las defunciones ordinarias está disponible en la agencia virtual. Las personas deben ingresar a virtual.registrocivil.gob.ec.
El trámite está disponible las 24 horas de lunes a domingo por cualquier causa de fallecimiento.
Se informó que quienes hacen el trámite por esta vía deberán adjuntar el documento estadístico de defunción del INEC digitalizado y firmado electrónicamente por el médico (de acuerdo al procedimiento del Ministerio de Salud Pública).
Cedeño dijo que el objetivo es facilitar el cumplimiento de este trámite con gran demanda en tiempos de pandemia.
Los familiares de los fallecidos que pueden cumplir con el proceso son parientes de hasta cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.
El funcionario aclaró que las inscripciones de defunción son gratuitas si se realiza dentro de las 48 horas de ocurrido el deceso.
Luego de ese plazo la inscripción deberá realizarse de forma presencial y tiene un costo de $ 5.