Las autoridades provinciales deben dar mayor trascendencia a la celebración del 5 de Mayo.

Fecha declarada hace trece años como fecha cívica nacional por haber sido la precursora de los cambios que trajo consigo la Revolución liberal.

Era el año 1895 y Ecuador experimentaba una ola de rechazos hacia el Gobierno, exacerbada por un episodio que la historia recoge como “La venta de la bandera”.

En Chone, el 5 de mayo, un grupo de personas se reunió para desconocer el gobierno de Luis Cordero y proclamó como Jefe Supremo de la República al montecristense Eloy Alfaro Delgado, quien se encontraba exiliado en Panamá.

Se trata de la primera proclama de la Revolución liberal, un mes antes de que hicieran lo mismo en Guayaquil aquel memorable 5 de junio.

“Fue en Manabí que se dio el primer paso hacia la consolidación de la Revolución Liberal”.

Es una fecha que debe llenar de orgullo a la provincia, tanto porque fue en Manabí que se dio el primer paso en la consolidación de la revolución, como por el hecho de que fue la iniciativa para poner al manabita Alfaro al mando del país.

Desde hace trece años existe una resolución legislativa que declara al 5 de mayo como fecha cívica nacional.

Es justo que las autoridades de Manabí tomen la iniciativa de enaltecer y dar más trascendencia a la celebración.

Editorial de El Diario publicado el viernes 5 de mayo del 2023 en nuestra edición impresa.