La mayoría de almacenes de electrodomésticos experimenta bajas ventas entre mediados de agosto y lo que va de septiembre.

Esto es frecuente que ocurra cada año en ambos meses. Sin embargo, estos meses comparados con los del 2020 son superiores en ventas, coinciden algunos administradores de estos negocios. Ellos no sólo atribuyen esta falta de venta a la pandemia, sino a otros factores de orden político como el incremento del combustible y la inestabilidad económica.
Los negocios está esperando el mes de noviembre, donde las ventas seguramente crecerán por las promociones denominadas “Viernes Negro”, donde la ciudadanía adelanta sus compras por Navidad.
Claudia Cantos, administradora de Marcimex, manifestó que desde el anterior fin de semana las ventas han bajado notoriamente. Ella cree que la gente ha optado por comprar menos y divertirse más, ya sea visitando las playas, restaurantes, y hasta viajando con la lluvia de promociones de tours turísticos dentro y fuera del país.