La Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) informó este domingo de que, como parte de su compromiso con la innovación y el desarrollo científico, impulsa la producción del grafeno en los laboratorios de su Parque Científico y Tecnológico, siendo la primera universidad en Ecuador en donde se ha logrado sintetizar este material.

La UTPL ha conseguido producir este material y distribuir muestras a otros centros de estudios de todo el país, para su uso con fines de investigación, indicó en un comunicado en el que apuntó que el grafeno es un material que todavía continúa en investigación en diversos ámbitos.

“Está compuesto por carbono puro y su composición es similar a la del grafito, el componente del que están fabricados sus lápices. Alrededor del mundo, el grafeno ha demostrado tener propiedades útiles para la construcción, la medicina, la tecnología, entre otros”, subrayó.

Y recordó que su descubrimiento se lo debe a los físicos Konstantin Novoselov y Andre Geim en el año 2004, quienes recibieron el Premio Nobel de Física en 2010 por sus revolucionarios descubrimientos acerca de este material.

“El grafeno es apto para casi todos los usos y es más fuerte que el diamante, más conductor que el cobre y más flexible que el caucho”, reza el escrito.

Gracias a un convenio con la empresa GrapheneTech, la UTPL ha logrado producir este material y distribuir muestras a otros centros de estudios y, a largo plazo, la universidad aspira a convertirse en un centro de producción local, que distribuya grafeno a diferentes empresas a escala nacional de diversas áreas productivas.

Talía Tene Fernández, docente y miembro del Grupo de Investigación de Ciencia y Tecnología de Materiales de la UTPL, comenta que el grafeno es bastante novedoso y su aplicación permite mejorar las cualidades de otros materiales.

Por citar un ejemplo, su uso en el cartón permitiría generar la resistencia de este material al agua, indicó.

“Los esfuerzos de la UTPL están encaminados en fortalecer la producción de nanomateriales en el país, es decir, componentes que permitan mejorar la calidad de otros materiales y así desarrollar soluciones innovadoras. Con la producción de grafeno, se busca ampliar la cooperación entre la universidad y la industria”, añadió.

Según Ximena Jaramill, docente y participante del Grupo de Investigación de la UTPL, los costos de adquisición del grafeno son aún elevados, al ser todavía un material en investigación, y por ello, remarca los beneficios de que exista un laboratorio en el país, que sea el pionero en producir y realizar aplicaciones.

“La UTPL brinda un gran aporte al país al producir grafeno y ponerlo a disposición de otras universidades para su evaluación, caracterización y estudio, debido a que esto impulsa la capacidad de proponer aplicaciones innovadoras”, expresó Jaramillo.

Las investigadoras relatan que el proyecto se encuentra postulando a una convocatoria de la Corporación Ecuatoriana para el Desarrollo de la Investigación y la Academia, con el objetivo de utilizar sus propiedades para la absorción de cadmio del suelo y así mejorar los estándares de calidad de los cultivos de cacao, uno de los principales productos de exportación.

Además, anticipan que a futuro se prevé extender las aplicaciones del grafeno a investigaciones en biomedicina, aplicaciones vinculadas al tratamiento de enfermedades y aspectos relacionados con la salud.