El problema cardiaco del expresidente peruano Alberto Fujimori “se ha agudizado” y su estado de salud es “delicado”, ha revelado este lunes la hija del exmandatario, Keiko Fujimori.

“El estado de mi padre es delicado. Su problema en el corazón se ha agudizado. Por ese motivo fui a la clínica hoy para dar mi consentimiento para otro tipo de medidas. Él ya dio el suyo también. La junta de cardiólogos decidirá los siguientes pasos en las próximas horas”, ha publicado Keiko Fujimori en Twitter.

Fujimori fue trasladado el pasado 2 de octubre a una clínica de Lima por un problema de saturación de oxígeno. El exmandatario sufre de manera regular problemas de salud.

Fue extraditado desde Chile en 2007 para ser juzgado por delitos de lesa humanidad por las masacres de Barrios Altos y La Cantuta, en las que fueron asesinadas una veintena de personas, por los que cumple actualmente una condena de 25 años.

El Gobierno peruano ha anunciado que solicitará a las autoridades de Chile una nueva ampliación de la extradición para que pueda ser juzgado por otros seis delitos más, entre ellos los de homicidio y secuestro.

Fujimori también está a la espera de conocer si finalmente también es procesado por la esterilización forzosa de casi 350.000 mujeres y 25.000 hombres de diferentes comunidades indígenas durante su gobierno entre los años 1990 y 2000.