Las imágenes de personas con evidentes problemas de salud mental se han vuelto comunes en varios puntos de Portoviejo.

Estas personas, que incluso están bien idenficadas por los ciudadanos, se pueden encontrar en las inmediaciones del parque central Vicente Amador Flor, en la calle Pedro Gual o en los mercados.
Muchos los conocen como: “La Tejedora”, “Santo”, “el periodista” y más, ya que se han vuelto comunes en el paisaje de la urbe.

SIN ASISTENCIA. Sin embargo, hay quienes consideran que debe existir un lugar para que reciban asistencia en alimentación o atención profesional para mejorar su estado y evitar más complicaciones.
Varón Macías, activista local, mencionó que junto a un colectivo de ciudadanos ha identificado a cerca de 20 personas con problemas mentales, la mayoría están en el centro de la ciudad pero otros permanecen en las periferias como el Florón 4, San Pablo y otros sectores, donde son más difícil notarlos, dijo.
Acotó que en ocasiones estos pacientes se vuelven agresivos porque las personas los molestan, además su estado de salud se deteriora. Así puso como ejemplo el caso de Santos Valle, quien es oriundo de la calle 12 de Marzo, cerca del hospital Verdi Cevallos Balda, y se hizo una herida en la pierna. Él, al no tener asistencia, se fue agravando al punto que las cámaras del ECU-911 detectaron que ya no podía caminar y cuando lo localizaron notaron que tenía gusanos.
Macías dijo que lo llevaron al hospital Verdi Cevallos, pero de allí sale y se vuelve a agravar. Agregó que ha solicitado ayuda a otras instituciones, pero le indicaron que no hay recursos para ello.
Rosa Mejía, otra activista, indicó que da mucha preocupación que duerman en las calles o en los parques, sin tener ningún apoyo de nadie.
Robert Loor, médico psiquiatra, sostiene que este es un tema que se debe analizar. Mencionó que en la ciudad no hay un sitio formal dónde llevarlos y más bien médicos como él, hacen esfuerzo por dotar de centros para atender estos casos; sin embargo funcionan de manera particular.

PLANIFICACIÓN. Recordó que en el hospital Verdi Cevallos Balda hay médicos psiquiatras que atienden de manera ambulatoria estos casos y, cuando lo ameritan, los dejan ingresados en la sección de medicina interna. Sin embargo, mencionó que oficialmente no hay camas para estos pacientes.
Considera que se debe habilitar un espacio exclusivo para atenderlos. Sobre este tema se solicitó la versión de las autoridades de la coordinación zonal 4 de Salud, pero se indicó que la persona encargada no estaba en la ciudad.