Agentes de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera española, en colaboración con la Policía de Ecuador y EUROPOL, han detenido hasta el momento a 30 personas vinculadas a la mafia albanesa.

Todos formaban parte de una organización criminal relacionada con el tráfico de cocaína. Se los relaciona con la mafia albanesa que según la Policía de Ecuador, lideraba el albanés Dritan G.

Las autoridades bloquearon además una gran cantidad de inmuebles en España valorados en 14 millones de dólares (13 millones de euros) que serían de la mafia albanesa.

La operación contra la mafia albanesa se ha llevado conjuntamente en ambos países y se han realizado de manera simultánea 21 entradas y registros en España y 56 en Ecuador.

Todo fue desarollado por la Comisaría General de Policía Judicial y el Área Regional de Vigilancia Aduanera de Madrid.

También coordinado por la Fiscalía Especial Antidroga en colaboración con la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada Transnacional de Ecuador, todo ello a través de la Red de Fiscales Antidroga de Iberoamérica (RFAI) y el Juzgado Central de Instrucción número uno.

La organización estaba principalmente asentada en la provincia de Málaga y en Guayaquil.

Desde Ecuador se introducía y distribuía grandes remesas de cocaína en Europa desde Sudamérica por vía marítima invirtiendo los beneficios ilícitos en España.

Además de las actuaciones en estos dos lugares, se están llevando a cabo registros en Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, Granada y Cádiz, así como en otras localidades de Ecuador.

Según recoge un comunicado de la Policía, la red criminal contaba con una gran experiencia en la introducción en Europa de grandes cantidades de cocaína.

Y utilizaba novedosas técnicas para escapar de los controles establecidos, y contando para ello con un complejo entramado empresarial internacional, el cual les permitía introducir en el circuito legal los beneficios obtenidos ilícitamente.

Departamentos valorados en 14 millones vinculados a la mafia albanesa

Lla organización sería la responsable del intento de introducción de al menos 3.200 kilos de cocaína en Europa, que tenían como origen Ecuador.

Fruto de la operación se han intervenido hasta ahora más de 450 mil dólares en efectivo, se han bloqueado en España gran cantidad de inmuebles.

Esos inmuebles estaban valorados en más de 14 millones de dólares.

Además se incautó diez armas, así como 25 vehículos de alta gama y relojes de lujo, y el bloqueo de productos financieros.

Con esta actuación coordinada en ambos países se procede a desmantelar la estructura completa de esta compleja organización criminal.

La banda controlaba todas las fases de la producción, transporte y venta de la sustancia ilícita.

Así mismo el posterior blanqueo de los fondos, contando para ello con expertos en la creación de este tipo de estructuras financieras.

El desarrollo de esta operación ha sido financiado con el Fondo de Seguridad Interior de la Comisión Europea.

La operación continúa abierta y no se descarta nuevas detenciones.