Después de asesinar a Manuel Enrique Castro Arteaga, los sicarios tenían que ir a la terminal terrestre a cobrar por el “trabajito”.

Una fuente reservada reveló que en uno de los dos celulares que se decomisó a los sospechosos, existen chats de WhatsApp con indicaciones para cometer el crimen, que tuvo lugar el pasado miércoles en el sector Papagayo, en Portoviejo.

Lea también: Un muerto y un herido en sector del puente Papagayo, en Portoviejo

Allí se indicaba a los sicarios que a Castro tenían que matarlo “hoy” (miércoles).

La fuente añadió que una tercera persona alertó a los sospechosos cuando la víctima estaba en e auto “pagando piso”.

Además: Prisión preventiva para los sospechosos de la muerte de Manuel Castro

En el chat también se explicaba a los sicarios que luego el crimen debían entregar el arma de fuego en una vivienda situada en ciudadela Comercio y dirigirse hasta a terminal terrestre donde les estarían esperando para pagarles por el “trabajito”.

El monto a cancelar, no fue revelado.