El Presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha remitido a la Asamblea Nacional el proyecto de ley orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo.

El Presidente Noboa lo ha hecho con calificación “urgente” en materia económica, para su conocimiento, debate, discusión y aprobación en la Asamblea.

El objetivo de esta ley es atajar la “grave” situación económica que atraviesa el país, y lograr “un mejor futuro” en el que se cuente con unas finanzas públicas sostenibles y un crecimiento con equidad, tal y como ha señalado el mandatario en un mensaje público a la nación.

Esta es su primera acción en materia económica desde que asumió el cargo de Presidente de Ecuador la semana pasada, tras ganar las elecciones presidenciales el pasado octubre.

En la misiva enviada al presidente de la Asamblea Nacional, Noboa ha resaltado la importancia de este proyecto como herramienta para fortalecer la economía del país en materia tributaria, en generación de empleo y en atracción de inversiones.

Situación económica compleja, según el Presidente Noboa

Entre otros problemas, Noboa ha explicado que Ecuador tiene la peor caja fiscal de su historia y se enfrenta a necesidades “absolutamente prioritarias” en términos de seguridad, de salud o de fenómenos climáticos.

De manera “clara y transparente”, el Presidente ha comentado que el país se encuentra “extremadamente empobrecido”,

Además que tiene una prima de riesgo que le excluye del acceso a los mercados normales de deuda y la atracción de inversiones.

“Recibimos una economía que no genera empleo formal ni adecuado, por lo cual se vuelve una gran semilla para la inseguridad y la violencia y una legislación laboral que fomenta la informalidad”, ha lamentado Noboa.

Además, para 2024, Ecuador podría enfrentar una serie de complicaciones adicionales, relacionadas con la crisis energética, la reforma tributaria o los efectos sobre la economía del fenómeno climático El Niño.

Por este motivo, ha hecho un llamamiento a emprender acciones “prioritarias” y asegurar recursos para fortalecer la seguridad, el empleo y, sobre todo, la protección de los más vulnerables.

“No hay soluciones fáciles de ecuatorianos. Necesitamos el apoyo de todo el pueblo ecuatoriano y, sobre todo, de los más privilegiados”, ha sostenido.