El Presidente Guillermo Lasso ha decretado un puente de cinco días a principios de noviembre para alentar el alicaído sector turístico en el país, declarando festivo el día 3 y sumándolo al 1 y 2, que ya lo eran.

“La pandemia por covid-19 ha causado enormes perjuicios al sector turístico a nivel nacional, siendo necesario otorgar incentivos para que este pueda recuperarse a través del turismo interno, siendo importante contar con un día más de descanso en el feriado de noviembre”, dice el decreto 222 firmado hoy por el mandatario.

De esta forma, el día 3, que es miércoles, se suma al 1 y 2, que junto al sábado y domingo anterior ofrecerán a los ecuatorianos un “megapuente” de cinco días.

Con ello, el Gobierno espera que los ecuatorianos salgan a hacer turismo e incentivar un sector que en 2020 se desplomó con la pandemia, y este 2021 se recupera más lento de lo esperado.

El 2 de noviembre Ecuador conmemora el Día de Difuntos y el 3 el Día de la Independencia de Cuenca si bien, por normativa, al caer este 2021 en martes y miércoles, fueron trasladados a lunes y martes.

Y hay que añadirle lo que el Gobierno nacional dispuso, que es la suspensión de la jornada laboral a nivel nacional para el miércoles 3 de noviembre.

Ahora, con el decreto, la Independencia de Cuenca se mantiene como festivo, aunque se establece la devolución de las horas de trabajo.

El artículo 2 del decreto establece que la jornada de descanso del 3 de noviembre será recuperada.

En el sector público se devolverá una hora por día durante las ocho jornadas laborales siguientes.

En el caso del sector privado, la forma de recuperación será establecida de mutuo acuerdo entre trabajadores y empleadores. (EFE)

En la ciudad de Manta, que celebra el jueves 4 de noviembre su cantonización, el feriado se extenderá un día más.