Una madre y dos hijos murieron electrocutados al caer un cable en una piscina, este suceso ocurrió en Brasil. Una de las fallecidas estaba embarazada.

Lo que prometía ser un día de diversión familiar se convirtió en tragedia después de que una mujer y dos se sus hijos murieran cuando un cable cayó dentro de la piscina en la que estaban.

La fatalidad sucedió pasadas las 13h00 de este domingo en la localidad brasileña de Rio Branco do Sul, en el estado de Paraná.

Además de las tres personas fallecidas, en este siniestro hubo nueve heridos, a quienes trasladaron a casas de salud para su atención.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Roseli da Silva Santos, de 41 años, Emily Raiane de Lara, de 23 años y Agner Cauã Coutinho dos Santos, de 17 años. Emily Raiane estaba embarazada y era madre de un pequeño.

Los fallecidos, antes de la tragedia, se mostraron felices en el complejo turístico, donde compartieron momentos amenos.

Varios testigos contaron que socorrieron a la madre y sus hijos y los llevaron a un centro médico, pero por las graves lesiones murieron.

Según las autoridades, había unas 40 personas en el lugar, donde se registraron fuertes vientos. Este fenómeno provocó la caída de la rama de un árbol sobre un cable de alta tensión y este colapsó precipitándose hacia la piscina.

Ivone da Silva Santos, madre y abuela de las víctimas, contó al medio local g1 que antes de la muerte de sus familiares, ellos le enviaron fotos.

La mujer sostuvo que ellos “estaban todos felices, me mandaron fotos y videos”. La mujer también narró que en uno de los videos salían su hija jugando con sus nietos.

Una madre y dos hijos murieron electrocutados, la Policía investiga

Ahora esta adolorida madre y abuela busca consuelo en Dios, a quien le pide que le de fuerzas para afrontar el dolor.

Por su parte, la Policía Civil investiga este caso. De acuerdo al comisario Gabriel Fontana, la finca funcionaba como un parque acuático, pero estaba registrada como un “microempresario individual” (MEI) en actividades de limpieza.

La empresa eléctrica Copel también se refirió al tema y expuso que la caída del cable fue consecuencia de un temporal con vientos superiores a 60 kilómetros por hora.

Entre las nueve personas heridas se encuentra el novio de la mujer de 41 años, el hombre permanece internado en un hospital.

Después del accidente en el que una madre y sus dos hijos murieron, alcalde de la ciudad, Karime Fayad lamentó la tragedia. “Con profunda tristeza expreso mi pesar a todos los involucrados en el trágico accidente ocurrido hoy en el interior de Rio Branco do Sul”, posteó sus redes sociales.

“Que Dios consuele los corazones de familiares y amigos en este momento difícil. Que los buenos recuerdos de los seres queridos perdidos traigan consuelo y paz” , finalizó Fayad.