El reloj del Apocalipsis, que marca lo cerca que está la humanidad del final de los tiempos, se volvió a situar a 90 segundos de la medianoche.

El reloj del Apocalipsis se actualiza año a año por el Boletín de los Científicos Atómicos.

El objeto simbólico revela lo cerca que esta la humanidad del juicio final. Mientras se acerca más a la media noche es mayor el peligro.

Es la tercera vez que se mantiene la medida, 90 segundos antes de la medianoche.

The Bulletin of the Atomic Scientists es una publicación académica dirigida al público en general y dedicada a temas relacionados con la supervivencia y el desarrollo de la humanidad.

La organización toma en cuenta una variedad de amenazas globales que se ciernen sobre nuestra civilización para ‘poner en hora’ su característico reloj.

Entre ellas, menciona la guerra entre Rusia y Ucrania y el deterioro de los acuerdos de reducción de armas nucleares; la crisis climática y la designación oficial de 2023 como el año más caluroso jamás registrado.

Análisis para fijar la hora del Reloj Apocalipsis

En el análisis también se toma en cuenta la creciente sofisticación de las tecnologías de ingeniería genética; y el espectacular avance de la Inteligencia Artificial (IA) generativa.

La hora del Reloj del Juicio Final la fija el Boletín de la Junta de Ciencia y Seguridad de Científicos Atómicos (SASB, por sus siglas en inglés) en consulta con su Junta de Patrocinadores, que incluye a nueve premios Nobel.

“Mantener el reloj a 90 segundos para la medianoche no es una indicación de que el mundo esté estable. Todo lo contrario. Es urgente que los gobiernos del mundo actúen”, dice Rachel Bronson, presidenta del organismo.

El Boletín de los Científicos Atómicos fue publicado por primera vez en 1945 y fue fundada por miembros del Proyecto Manhattan tras los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki.