Las autoridades de la Franja de Gaza, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han cifrado este lunes en 67 los palestinos muertos en Rafá, en el marco de los ataques ejecutados durante las últimas horas por el Ejército de Israel.

Los ataques de Israel fueron contra la ciudad de Rafá, donde hay decenas de muertos, después de que las autoridades israelíes anunciaran la liberación de dos rehenes durante una incursión en la zona.

El portavoz del Ministerio de Sanidad gazatí, Ashraf al Qidra, ha destacado que “67 mártires han llegado a los hospitales como resultado de la masacre cometida por la ocupación israelí en la ciudad de Rafá“.

“El proceso de recuperación de las víctimas continúa”, ha señalado, en referencia a que se teme que el balance de fallecidos sea mayor.

Poco antes, fuentes médicas citadas por la agencia palestina de noticias WAFA habían elevado a más de cien los muertos a causa de decenas de ataques ejecutados por Israel contra viviendas y otros puntos de Rafá, donde se espera que las fuerzas israelíes lancen una inminente ofensiva terrestre ante las críticas de la comunidad internacional debido a la gran cantidad de desplazados que se encuentran en la zona.

Israel asegura que muertos en Rafá son terroristas

Asimismo, hay informaciones sobre la llegada de cientos de palestinos a los hospitales de la ciudad para intentar buscar un lugar seguro.

Los bombardeos de las últimas horas habrían alcanzado al menos diez viviendas y dos mezquitas.

Al menos diez personas, incluidos niños, han muerto en otro bombardeo ejecutado por el Ejército de Israel contra la ciudad de Deir al Balá.

El portavoz del Ejército de Israel, Daniel Hagari, ha defendido que los objetivos atacados en la zona durante la operación eran “de Hamás”.

“Hemos atacado a comandantes de batallones de Hamás en Rafá para que no lograran hacerse con la imagen operativa y permitir a nuestras fuerzas cortar el contacto. Nos centramos en los objetivos de Hamás en el área de Rafá y hay muchos terroristas muertos en esta operación”, ha zanjado.

Durante los últimos días, las autoridades israelíes han expresado su intención de iniciar una ofensiva terrestre contra Rafá como el siguiente paso a sus operaciones.

Más de 28 mil muertos en Gaza

Eso ha sido criticado por la comunidad internacional por la gran presencia de desplazados palestinos, que se dirigieron allí tras la primera fase de la guerra, en la que Israel invadió el norte y el centro del enclave, y tras su segunda fase, cuando sus tropas penetraron en Jan Yunis, en el sur.

Los ataques de Israel contra la Franja de Gaza comenzaron como respuesta al asalto de Hamás del 7 de octubre, que dejó 1.200 muertos y 240 heridos.

Desde entonces, las autoridades palestinas han notificado la muerte de más de 28.100 muertos.

A ellos se suman 384 palestinos fallecidos en Cisjordania y en Jerusalén Este por las acciones de las fuerzas de seguridad y de colonos israelíes.