Kevin Pín Mendoza, el hombre que fue baleado por sicarios la noche del domingo, murió ocho horas después mientras era atendido en un hospital.

Pín, conocido como “Lokillo”, recibió varios impactos de bala cuando estaba dentro de una camioneta doble cabina, frente a su vivienda.

El hombre qued´´o herido y fue trasladado al hospital de Manta, donde luego falleció.

Según amigos, este era la segunda ocasión que disparaban contra Pín.

Lea mañana en nuestra edición impresa toda la información, completita con todos los detalles y fotos.