El sofocante calor del martes tiene una explicación: La temperatura alcanzó los 34,5 ºC, con una sensación térmica de 36ºC.

Fue un día en el que ni el aire acondicionado calmaba el calor que sentían Yuli Vélez y sus compañeros de trabajo.

Las gotas de sudor en sus frentes mostraban lo extenuante de una jornada laboral en estas condiciones.

En la calle, la situación fue peor.

Fernando Menéndez dijo que no se podía estar afuera y agradeció la corta lluvia que cayó cerca de las 16h00, que refrescó un poco el ambiente.

Carlos Mina, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, informó que el martes se registró la temperatura máxima de este año, con 34,5 grados, siendo 23,7 grados la temperatura mínima.

En el mismo mes del año pasado, la temperatura máxima fue de 33,5 º.

El mes pasado la temperatura máxima fue 34 grados.

El Inamhi informó que “la elevada temperatura el mar frente a las costas de Ecuador, superando los 27 ºC, está contribuyendo al aumento de la temperatura ambiente en gran parte de la región Litoral”.

Ayer la temperatura máxima alcanzó los 30 grados.

El clima obliga a cuidados, no solo en personas con enfermedades, sino en general.

La dermatóloga Susana Álava del hospital de Solca, recordó que el cáncer de piel lidera las estadísticas, con 365 casos diagnosticados el año pasado.

Cuidados en la salud ante sofocante calor

Además alertó de que el melanoma es el cáncer de pile más agresivo.

Recomendó no exponerse al sol entre las 10h00 y las 16h00, cuando la radiación es más fuerte, mantener el uso de protector solar y ropa mangas largas.

También sugirió el uso de sombrero de ala ancha y gafas con protección ultravioleta.

Karen Arteaga, emergencióloga del hospital Verdi Cevallos, dijo que las altas temperaturas, junto con la humedad, afectan más a niños y adultos mayores con patologías como hipertensión, diabetes y aquellas que toman medicina psiquiátrica y psicotrópicos, porque aumentan la deshidratación.