Tras el atentado criminal contra el juez Alfredo Pinargoty, la Corte de Justicia ha solicitado al Consejo de la Judicatura que los jueces penales en Manabí laboren bajo la modalidad de teletrabajo.

Así lo anunció Carmita Saltos, presidenta de la Corte de Justicia de Manabí, quien llegó hasta las oficinas del Consejo de la Judicatura para oficializar su pedido. Lo hizo en presencia de Marcelo Villegas, director Administrativo del Consejo de La Judicatura en Manabí.

Por su parte, Villegas durante una rueda de prensa aseguró que, además, desde el pasado 4 de abril solicitaron la custodia policial para los jueces de la provincia.

Villegas refirió que el estado de salud del juez Pinargoty es estable. Mientras que Saltos aseguró que Pinargoty nunca ha recibido amenazas.

La Policía investiga las posibles causas del atentado criminal que se registró la tarde del miércoles en el paso lateral Manabí Guillem, en Portoviejo.

Dos sicarios en una motocicleta interceptaron el carro en el que se movilizaba el juez Alfredo Pinargoty para atentar contra su vida.

Según testigos, mientras el juez esperaba el cambio de la luz del semáforo, por la ciudadela Fabián Palacios, los sujetos lo sorprendieron.

Los individuos dispararon en varias ocasiones contra su vehículo y algunas balas le impactaron en un brazo.

Pinargoty se cubrió el rostro con las manos, por lo que las balas le dieron en el brazo, se explicó.

No es el primer ataque contra un juez este año.

El 30 de enero, una jueza y su secretario fueron baleados mientras comían en un restaurante cerca de la terminal terrestre en Paján.

Lea más detalles en nuestra edición impresa o digital de este viernes.