Desde temprano comenzaron a llegar amigos y familiares hasta el Sindicato de Choferes de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde velaron ayer por la mañana a Yuliana Macías.

El cuerpo de Yuli, como cariñosamente le decían, estaba dentro de un ataúd totalmente sellado. La tapa estaba cerrada y permaneció envuelto en plástico.

Había flores blancas por doquier, también se exhibieron algunas de sus fotografías, donde se le veía sonriente, feliz, animada. Así la recordarán quienes la conocieron.

Las únicas personas que vieron el estado en que quedó su cadáver tras su asesinato, fueron sus padres y una tía.

Ayer narraron que le habían hecho un corte en el cuello, también tenía moretones en las piernas.

El rostro estaba totalmente desfigurado, como si le hubieran colocado alguna sustancia ácida para acelerar el proceso de descomposición del cuerpo, para que nadie la encontrara.

La cara estaba destrozada, los ojos estaban en blanco, la conocieron por el diseño de la pintura en las uñas de sus pies y por las muestras de ADN.

Así terminó la joven de 21 años, a quien muchos conocían en el mundo de la música como Siria, la Diosa Griega, desde que hace un tiempo inició su carrera en solitario tras su salida del grupo ‘Las diablitas tas tas’. 

Actualmente estudiaba canto. La sepultaron por la tarde, en el cementerio Central.

Yuli y sus amigas, Nayeli Tapia y Denisse Reyna, estaban desaparecidas desde el martes. Fueron asesinadas y sus cuerpos enterrados cerca del río Esmeraldas, en el sector Valle del Sade, de Quinindé.

Ellas fueron encontradas por pescadores de la zona el jueves pasado, pero el reconocimiento de sus cuerpos se hizo el viernes. Las tres eran de Santo Domingo.

El informe forense determina que la muerte de las jóvenes fue a causa de degollamiento.

Además, refiere que antes de ser asesinadas, dos de ellas fueron torturadas.

Sus cuerpos presentaban golpes, cortes y habían sido maniatadas y tapadas sus bocas con cinta de embalaje. Una de las víctimas tenía un cuchillo clavado en la cara.

Por el estado de putrefacción de los cadáveres, se presume que fueron asesinadas el miércoles, al día siguiente de su desaparición.

Diego Velasteguí, jefe del Distrito de Policía de Quinindé, dijo que a las tres chicas las habrían matado en el mismo sitio donde las encontraron, ya que en el lugar había rastros de sangre entre la maleza.

Además, es una zona de difícil acceso al que se llega únicamente por el río y en lanchas. Las mujeres vestían trajes de baño, pantalones cortos y ropa ligera.

Dolor en Santo Domingo

El cuerpo de Nayeli arribó a la ciudad pasadas las 09h00 de ayer.

En la morgue de Esmeraldas el procedimiento de la autopsia se demoró más que la de las otras dos mujeres, pero cuando llegó a la casa, en la cooperativa Asistencia Municipal 2, ya sus seres queridos la estaban esperando.

Varios vehículos cerraron la calle para que el paso fuera peatonal y las personas pudieran llegar con tranquilidad a la despedida de la mujer.

Sus familiares evitaron pronunciarse sobre lo sucedido, pero se conoció que ayer mismo por la tarde la sepultaron.

En el velatorio había música en vivo. Con una serenata, sus hermanos y amigos recordaron los momentos inolvidables que vivieron a su lado.

Ella tuvo una carrera como modelo, incluso participó en la grabación de un video musical de un artista local.  

Una de las chicas era estudiante

En la  página de la Universidad Técnica Estatal de Quevedo, una condolencia detalla que Denisse Reyna, la otra víctima, cursaba el tercer semestre de la carrera de Ingeniería Agropecuaria.

Siempre fue amante de los caballos, herencia de su familia ganadera de Santo Domingo.

Su padre ayer contó, desde el velatorio en la sala de la Funeraria Manabí, que tenían pensado pasar este feriado juntos en Quito.

Indicó que no tienen mucho conocimiento de lo sucedido y que prefieren también guardar reserva de algunos detalles sobre lo ocurrido, por temor a represalias.

La joven le había dicho a la familia que viajaría a la playa con unos amigos, aprovechando sus vacaciones. Salió el martes por la tarde junto a Yuliana Macías y Nayeli Tapia, rumbo a Esmeraldas.

Desde entonces no supieron más de ella, hasta hallarla sin vida el jueves, a las 14h00.

Su familia indicó que Denisse no pertenecía a ningún grupo musical, a diferencia de lo que se había difundido en las redes sociales.

Fue sepultada ayer en el camposanto Jardines del Edén.

Lo que se sabe del caso

 De la muerte de las tres mujeres de Santo Domingo en Esmeraldas, se sabe muy poco.

Si bien es de dominio público que las hallaron enterradas, maniatadas y con ropa de playa, las familias desconocen las causas que llevaron al macabro crimen.

Tampoco se sabe con quiénes estaban, pues solo informaron que saldrían con amigos.

Una tía de Yuli indicó que Nayeli fue a buscar a su sobrina para salir a una presentación artística en Esmeraldas.

Emprendieron viaje y luego se percataron de que no le llegaban los mensajes de WhatsApp. Allí se preocuparon.

Al no tener comunicación, se colocó la denuncia el miércoles por la noche.

A través de ese documento, la Policía localizó a los parientes de la joven después de hallar los cadáveres el jueves por la tarde.  

La Policía presume que los asesinos emplearon alguna sustancia química para acelerar el proceso de descomposición de los cuerpos, pues los rostros estaban desfigurados.

También se ha hablado de un carro de color negro, rentado en Santo Domingo de los Tsáchilas, en el cual se habrían movilizado las tres chicas hacia la provincia de Esmeraldas el martes por la tarde.

Hasta el cierre de la presente edición, la Policía no se ha referido a esa pista, pero se supo que el vehículo no aparece.  

> El video.  En redes sociales circula un video de Yuliana cantándole a un hombre mayor que ella.

De inmediato surgieron hipótesis que la familia después desmintió.

Las imágenes fueron grabadas hace dos semanas, en el cumpleaños de un amigo de los parientes, que celebraban en un bar de Santo Domingo.

La joven hacía el regalo de una serenata al cumpleañero y esas son las imágenes que se aprecian en el video.

Los familiares también dijeron que las tres chicas eran amigas, pero que no pertenecen a ningún grupo musical, como se ha indicado en algunos medios de comunicación.

Por el triple crimen aún no hay personas detenidas, ni han existido más pronunciamientos de la Policía Nacional desde el viernes por la tarde.

Las familias confían en que el sangriento crimen no quede en la impunidad.