El Movimiento Revolución Ciudadana (RC), liderado por el expresidente ecuatoriano Rafael Correa, presentó este lunes una solicitud de juicio político contra la fiscal general del país, Diana Salazar, por presunto incumplimiento de sus funciones.

Gissela Garzón presentó de manera oficial la solicitud y compartió en su perfil de X el escrito presentado al presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle.

“La crisis de seguridad que vive el país requiere funcionarios que den respuestas, que asuman su rol y lo cumplan, si esto no pasa, corresponde ejercer el rol de fiscalización y control político desde la Asamblea Nacional”, señala publicación.

Por su parte, la propia formación emitió más tarde un comunicado en redes sociales.

Este este se reprocha a la fiscal Salazar “su desatención a casos reconocidos de corrupción”, motivo por el que justifican su solicitud de juicio político.

“El privilegio del cargo de fiscal general del Estado, es proporcional a las responsabilidades que dicho cargo acarrea, la objetividad, integridad, la ecuanimidad deberían ser evidentes y dispuestas a toda la fiscalización”, reza el escrito.

“Como Bancada de la Revolución Ciudadana no podemos traicionar a nuestros votantes, pro eso hemos presentado la solicitud de juicio político a la fiscal general, quien deberá rendirle cuentas al país por su inoperancia, por su desempeño arbitrario e ilegal”, añaden.

Kronfle dispone de cinco días para poner en conocimiento del Consejo de Administración Legislativa (CAL) esta solicitud de juicio político y otras dos anteriores presentadas contra los exministros de Energía e Interior, Fernando Saltos y Juan Zapata, respectivamente.

A continuación, el CAL requerirá una informe técnico-jurídico no vinculante de cumplimiento de requisitos a la Unidad Técnica Legislativa de la Cámara, que remitirá un informe en un plazo máximo de tres días, recoge el diario ecuatoriano ‘El Universo’.