Ecuador facturó 3.239 millones de dólares por la venta de crudo en los mercados internacionales durante el primer semestre de este año, según informó este martes la petrolera estatal Petroecuador.

El incremento en el precio el crudo WTI, que se negocia en las bolsas de Nueva York y que sirve de referencia para la cotización del petróleo ecuatoriano, permitió que los ingresos del país suramericano aumentarán en el periodo, explicó Petroecuador en un comunicado.

El precio del crudo marcador West Texas Intermediate (WTI) pasó de 52,12 dólares por barril en enero a 71,35 dólares en junio, agregó la fuente, y remarcó que las estrategias de comercio aplicadas por la estatal facilitaron el buen rendimiento de las exportaciones en los primeros 6 meses del año.

En este periodo, las exportaciones de los dos tipos de crudo que ofrece el país, Oriente y Napo, generaron ingresos por 2.237 millones de dólares a través de contratos a largo plazo; así como 1.002 millones por medio de ventas “spot” o de corto plazo, precisó el gerente de Petroecuador, Pablo Luna.

Esos ingresos petroleros provienen en un 61 % de las exportaciones del crudo tipo Oriente (semi liviano), mientras que el restante 39 % del crudo Napo (pesado).

Según Petroecuador, la mejora de los ingresos obedece en buena parte a la aplicación de una política hidrocarburífera que busca mejorar las condiciones de mercado para el crudo ecuatoriano.

Las exportaciones petroleras son una base importante de los ingresos de Ecuador, cuya economía se encuentra totalmente dolarizada desde el año 2000, por lo que la entrada de divisas es un soporte fundamental de su modelo financiero.

Ecuador produce unos 530.000 barriles diarios de crudo, el 65 % de los cuales los dedica a la exportación y el resto lo dirige a sus refinarías para la producción de gasolinas y otros derivados que requiere el mercado interno. EFE