El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional autorizó la ampliación de los aforos del 50 % al 100 % en las zonas de pre embarque y arribo de los aeropuertos del país, atendiendo una solicitud realizada en días pasados por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Así lo informó este martes la Corporación Quiport, que administra el aeropuerto Mariscal Sucre, de Quito, al anotar que la resolución, adoptada el 25 de octubre, señala además que los aforos en las áreas públicas de las terminales aéreas se amplían del 50 % al 75 %.

La alta cobertura de vacunación en el país, así como el hecho de que solo pueden ingresar al país personas que presenten el resultado de una prueba PCR negativa o que ya tengan las dosis completas de la vacuna contra la covid-19 han sido los factores determinantes para permitir la ampliación de aforos.

A esto se suma la correcta aplicación de medidas de protección sanitaria en los aeropuertos, y particularmente en el Mariscal Sucre, tal como lo constataron el presidente del COE Nacional, Juan Zapata, y el subsecretario de Transporte Aéreo, José Luis Aguilar, en un recorrido realizado hace algunos días por la terminal de pasajeros del aeropuerto, indicó Quiport en un comunicado.

La medida también aplica para los aforos de los restaurantes y tiendas comerciales ubicadas en áreas públicas (aumento al 75%) y en zonas de pre embarque y arribo (aumento al 100%).

La corporación Quiport está realizando todas las coordinaciones necesarias y el cambio de señalética para que el aumento de los aforos se realice de manera ordenada dentro de los próximos días, reza el escrito.

“Estas son excelentes noticias que ratifican que estamos en camino de dejar atrás esta pandemia tan dolorosa y representa un impulso importante para seguir reactivando el sector del transporte aéreo y otras actividades que dependen de la aviación como es el turismo”, señaló Ramón Miró, presidente y director general de Corporación Quiport.

Destacó, además, el trabajo colaborativo entre el COE Nacional, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y el Municipio de Quito a través de la Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios.

“El transporte aéreo ha demostrado ser el más seguro debido a todas las medidas y controles implementados para viajar. Además, responde a regulaciones de carácter internacional que recogen las mejores prácticas de la industria y que son observadas por organismos como el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, por sus siglas en inglés) y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)”, destacó Miró.

Los controles de temperatura en los accesos a la terminal se mantendrán, así como los controles de los requisitos para ingresar al país o para viajar a Galápagos, indica el escrito.

Y anota que tanto pasajeros y visitantes, así como el personal aeroportuario deben seguir observando las medidas de protección sanitaria como el uso correcto de la mascarilla y la desinfección de manos, finalizó. EFE