Al menos cinco hectáreas de terreno, fueron afectadas por el incendio forestal en Punta Napo, San Vicente, que la mañana de este jueves se reactivó pero fue controlado.

Unos 60 bomberos de cuatro cantones, participaron en el control de las llamas, que alcanzaban los dos metros de altura y que con el viento cambiante por estar frente al mar, complicaba las tareas.

Según informaron los miembros del Cuerpo de Bomberos, cerca de la medianoche se logró apagar las llamas que habrían iniciado a las 17h00 aproximadamente.

Este es el segundo año consecutivo que se activan las alarmas por un incendio forestal de esta magnitud que afecta el hábitat de especies menores como culebras, iguanas, alacranes y es el lugar de anidación de otras más.
La ciudadanía, se mostró alarmada durante la noche, por la inmensidad de las llamas que alumbraban la noche.