El reguetonero puertorriqueño Lunay, de visita promocional en Ecuador, avisa a sus seguidores que se preparen para su gira por Latinoamérica en la que presentará sus últimos éxitos que lo han consagrado como artista emergente en 2021.

“Les digo a los fanáticos de Latinoamérica y Estados Unidos que estén ‘ready’ para bailar y cantar conmigo todos los temas”, declaró en una entrevista con Efe en Quito, una de las paradas de la que será “la gira más grande con una producción” prevista para la segunda mitad del año.

De momento, es una primera toma de contacto del artista urbano boricua con Ecuador, donde ya ha podido ver “el cariño de los fanáticos” que lo siguen y a los que espera poder pronto brindar su música, después de haber participado el año pasado en el proyecto de Youtube “Artist On The Rise” (Artista Emergente).

Apodado también como “El Niño”, apelativo que da nombre a su segundo álbum de estudio, Lunay explica que en el disco quiso “dejar todas las etapas de niño y adolescencia al mundo entero”, antes de valorarlo como “una pieza de colección”.

Se trata de una representación creativa de su vida antes de cumplir los 21 años que tiene en la actualidad, y es el primer lanzamiento del nuevo sello independiente de Chris Jedi y Gabi Music y La Familia Records.

El disco incluye colaboraciones con ChenchoCorleone, Anitta, Bryant Meyers, Zion, Chanell y Juliito.

Su último lanzamiento es el tema “Un Ratito”, canción del DJ brasileño ALOK que el artista comparte junto a Juliette, Luis Fonsi y Lenny Tavárez, que mezcla música brasileña con caribeña en un reguetón pop que aspira convertirse en un bombazo en el continente.

En el corto plazo tiene prevista la grabación del vídeo del último tema con el que “romper y darle buena música y buena vibra a todo el mundo”.

El intérprete de éxitos como “Todo o nada”, “Soltera”, “Dale banda” o “Le gusta que la vean”, indica que su trayectoria musical “ha sido un camino de muchos sueños y de mucha fe”, que inició cuando tenía 14 años y comenzó a lanzar vídeos que le llevaron a colaborar con artistas como Bad Bunny o Daddy Yankee.

Tocado con un sombrero acampanado y collar, Jefnier Osorio Moreno -nombre de pila de Lunay-, explica que su nombre artístico no tiene un significado pero su origen fue “más un juego de rimas” y de “free-style” que dieron como resultado una sonoridad singular: “Me encantó cómo se escuchaba”.

Sobre sus composiciones musicales, ha comentado en varias ocasiones que no fomentan la violencia ni denigran a las mujeres y considera que con sus letras, como el éxito “Soltera” que pone de manifiesto que la mujer no necesita a un hombre para realizarse, “siempre vamos a empoderar a la mujer, nunca la vamos a hacer sentir de menos”.

La gira programada para este año abarca Estados Unidos (Miami, Houston, Los Ángeles, Nueva York y Chicago), Latinoamérica (México, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador) y Europa (España, Suiza, Reino Unido, Francia).

Lunay se ha posicionado entre los favoritos del género con cifras de más de 650 millones de descargas en Spotify y 43 millones de oyentes en 178 países. El artista cuenta actualmente con más de 10,2 millones de seguidores en Instagram, más de 1,9 en Facebook y en TikTok suma más de 3,5 millones de followers.