La justicia ecuatoriana dictó este miércoles prisión preventiva para un colombiano y tres ecuatorianos detenidos en operativos en los que se incautaron unas ocho toneladas de clorhidrato de cocaína que, aparentemente, tenían como destino final Europa.

La Fiscalía informó que las cuatro personas fueron detenidas en varios operativos ejecutados entre la noche del lunes y la madrugada del martes en los cantones Isidro Ayora y Daule, en la provincia de Guayas.

“En su poder se encontraron 8.187 paquetes de clorhidrato de cocaína, listos para ser embarcados presuntamente en contenedores del Puerto Marítimo de Guayaquil. El alijo tendría como destino varios países de Europa”, indicó en un comunicado.

En uno de los operativos se detectó la droga en una caleta interior de una finca ubicada en el cantón Isidro Ayora, en la provincia del Guayas.

Según Inteligencia Policial, allí se acopiaba el alcaloide en caletas bajo tierra, para luego ser transportadas en automóviles particulares a una vivienda ubicada en una urbanización de la vía a Daule-Salitre.

Tras el reconocimiento del lugar, efectivos policiales siguieron el vehículo en el que ya habían acopiado el estupefaciente y tras inspeccionarlo, se incautaron de quince sacos de yute que contenían 448 bloques con clorhidrato de cocaína, embalados con cinta adhesiva. El conductor fue detenido.

A continuación ingresaron en una finca, donde se detuvo a las otras tres personas. Ahí se hallaron otros diecisiete sacos de yute que contenían otros 498 paquetes de droga, detalló la Fiscalía en el escrito.

Entre la documentación encontrada en el vehículo estaba el contrato de alquiler de una vivienda situada en una urbanización en la vía a Daule, donde fueron hallados otros 7.241 paquetes en forma de ladrillos, también con clorhidrato de cocaína, almacenados en los dormitorios de la vivienda.

En audiencia de flagrancia, desarrollada el martes, el fiscal Hugo García presentó como elementos de convicción: el parte de aprehensión elaborado por la Policía Antinarcóticos, la prueba de identificación preliminar homologada y el acta de verificación y pesaje de la droga.

A estos se sumaron otras evidencias: un vehículo (en el que se transportaba el alcaloide), teléfonos celulares, terminales móviles, un arma de fuego tipo pistola, municiones y dinero en efectivo, que fueron ingresados en cadena de custodia de la Policía Antinarcóticos.

La jueza de Garantías Penales, Cinthia Sánchez Solórzano, acogió el pedido de Fiscalía y dictó prisión preventiva para Víctor Hugo P.M., Mario H.M., Detsy Maribel M.S. y Rodrigo B.L., este último de nacionalidad colombiana.

La instrucción fiscal durará treinta días, indicó la Fiscalía que procesó este caso.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona la posesión, distribución, tenencia, transporte y venta de alcaloides con pena privativa de libertad de diez a trece años.

En los últimos años ha crecido progresivamente la incautación de droga en Ecuador, país que sirve de paso a la fabricada en las vecinas Colombia y Perú, y en 2021 alcanzó un récord de más de 210 toneladas. EFE