La polémica en redes sociales tras la elección de la nueva reina de Manta, no se hizo esperar por parte de personas que aseguran que la ganadora, Miriangelis Valeria Blanco Leonett, no es ecuatoriana.

Algunos usuarios de redes sociales como Facebook señalaron durante la transmisión de la elección que la reina electa es de nacionalidad venezolana. Y desde ese momento comenzó a circular esa versión.

El departamento de comunicación del Municipio de Manta informó que la organización del certamen está a cargo de Giselle Rosado, dueña del centro de belleza Reflejos.

Se descartó que la nueva reina haya incumplido el reglamento de la elección, pues para inscribirse son sometidas a un proceso de selección.

El reglamento para la elección de reina de Manta cambió en el 2019. Se permite la candidatura a mujeres de hasta 35 años de edad, que pueden ser solteras, casadas, unidas, separadas, divorciadas o viudas, con hijos o sin ellos, sin importar su estatura ni su talla.

Lo que sí exige el reglamento es que sea de nacionalidad ecuatoriana, que haya nacido en Manta o estar residiendo aquí por lo menos cuatro años consecutivos.

La reina dijo que tiene doble nacionalidad, que su padre es ecuatoriano y su madre es venezolana. Ella estudió en el colegio Interman en el barrio Santa Martha de Manta y la universidad la cursa en la Uleam de Manta.

Este miércoles en nuestra edición impresa lea una entrevista exclusiva con la nueva reina.