Activistas han pedido a Disney en California que cambie la escena del beso final de Blancanieves por ser “no consensuado”.

El parque temático de Disney en California reabrió sus puertas el último fin de semana, pero hubo reclamos por el beso “no consensuado” que el príncipe le da a Blancanieves para despertarla.

Se trata de uno de los clásicos de la famosa empresa de entretenimiento.

La escena final de Blancanieves, cuando el Príncipe Azul besa a la princesa para despertarla del sueño eterno, lleva tiempo siendo criticada por quienes consideran que “un beso no consensuado es un problema muy serio” de los clásicos de Disney.

Las escritoras Julie Tremaine y Katie Dowd publicaron un análisis del tema en San Francisco Chronicle, donde aseguraron que la intención es liberarla del encanto, todo se da sin su consentimiento: “La besa mientras ella duerme y, por ende, no puede ser amor verdadero si solo una persona sabe que está sucediendo”.

Las redes se inundaron de críticas y, también, de muestras de apoyo.