La Unidad de Integridad del Atletismo (AIU) ratificó este miércoles la suspensión de un año al atleta ecuatoriano Álex Quiñónez por no actualizar su ubicación para presentarse a test antidoping

La sanción, impuesta por el árbitro independiente Alan Galbraith, es desde 25 de junio de 2021 hasta el 24 de junio de 2022.

La Federación Ecuatoriana de Atletismo publicó un comunicado en el que reitera “la plena confianza en la inocencia del atleta (…) fue un error en la actualización de un dato de ubicación totalmente involuntario o fortuito realizado por parte de la persona que gestiona su perfil de Adams”.

Sin embargo, el velocista podría participar en los Juegos Olímpicos Tokio 2020+1.

Quiñónez también reaccionó a la decisión y reconfirmó en su cuenta de Instagram que apelará la decisión en el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) y espera poder representar a Ecuador en Tokio.