Richard Rezabala fue a comprar una cola y una torta para su hijo, que cumplía 11 años, y lo mataron.

Sucedió en pleno centro de Montecristi, en la avenida Metropolitana, a una cuadra del colegio 23 de Octubre.

El hombre cruzaba la calle con una funda donde llevaba la cola y la torta cuando fue interceptado por dos sicarios que se movilizaban en una moto. Uno de ellos se bajó y le disparó en siete ocasiones.

El hombre de 29 años se desplomó en el lugar, donde se formó un charco de sangre. La funda con las compras quedó cerca de sus pies. Vecinos que escucharon los disparos y vieron caer al hombre llamaron a emergencias. Al lugar llegaron paramédicos del Cuerpo de Bomberos, y constataron que el hombre ya no tenía vida.

Pronto llegaron agentes de la Policía y acordonaron el área. Ellos enumeraron cada uno de los casquillos de un arma calibre nueve milímetros que usaron los sicarios y que quedaron regados en el sitio del crimen.

Ellos marcaban y medían el sitio con la trayectoria de las balas cuando llegó una mujer con las zapatillas en la mano y, casi sin poder hablar, dijo que el fallecido era su esposo. Que había salido a comprar para una reunión que le iban a hacer a su segundo hijo, que cumplía 11 años.

Los agentes de Criminalística también revisaron los bolsillos del fallecido y le encontraron cinco gramos de marihuana, una caja de cigarrillos y una bala sin percutir.

El fiscal Rubén Balda indicó que en el lugar existen cámaras, y se están recogiendo todos esos indicios para continuar con la investigación. Balda agregó que el fallecido es oriundo de Manta.

Mientras el coronel Patricio Armendáriz dijo que el hecho se registró a eso de las 17h00 y que, según las primeras investigaciones, el fallecido tiene dos procesos judiciales por el delito de robo: uno registrado en Montecristi y el otro en Manta.

La familia le dijo a la Policía que Richard se dedicaba a la pesca y, después de pasar 21 días en el mar, regresó a casa. Tenía ocho días que había llegado de su trabajo.

El cuerpo de Richard fue llevado al Centro Forense para hacerle la autopsia.

Con el crimen de Richard Rezabala, son 137 las personas asesinadas en Manabí en lo que va del 2022. Mientras que en el distrito de Manta, Montecristi y Jaramijó son 37.