El 9,2 por ciento de los niños nacidos en el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Manta fueron prematuros, según los registros de enero a noviembre del presente año.

La unidad médica tiene un servicio de Neonatología, referente en Manabí. En lo que va de 2021, se registraron 861 nacimientos, de los cuales, 93 fueron prematuros, es decir, nacieron antes de las 36 semanas de gestación.

Durante esta semana, el personal de Neonatología realizó una casa abierta, donde hubo charlas en la sala de espera; además se enfatizó en los temas de cuidados del prematuro luego de la hospitalización, además, se habló del “Plan Canguro” y los signos de alertas cuando el bebé tiene alguna complicación en su salud.

José Zambrano, neonatólogo del hospital, señaló que es importante mantener los cuidados del prematuro luego de la hospitalización, con un control del neurodesarrollo, citas con el pediatra y demás especialistas, en forma periódica, además, los prematuros extremos deben acudir a fisioterapeutas y logopedas.

Las madres de los niños prematuros deben estar pendientes de los signos de alertas, tales como: movimientos anormales de los ojos, llanto sin motivo, negarse a alimentarse, dificultad para respirar o para despertarse, fiebre o hipotermia.

En esta área se cuenta con 22 camas hospitalarias de terapia intensiva, seis son para casos complejos, ocho para cuidados intermedios de menor complejidad y ocho para cuidados básicos, recuperación nutricional y seguimiento del bebé.