Las personas aficionadas al Ironman 70.3 no podrán ver en vivo el momento cumbre de los atletas: cuando crucen la línea del arco.

Ante la pandemia del COVID-19 los organizadores decidieron mantener a los deportistas lo más aislados posible del público.

Por eso para este domingo, cuando se corra la sexta edición de este certamen internacional, desde el redondel de Autoridad Portuaria no habrá paso para el público, que en años anteriores tenía acceso, incluso hasta la playa El Murciélago, en donde se ubica el arco Ironman.

“Cuántos nos gusta ver el público de Manta en las calles.

Lamentablemente esta vez no se podrá. Les pedimos que no salgan, ojalá que no salgan por su seguridad y la de los deportistas”, señaló Marialuz Arellano, representante de la franquicia Ironman en el país.

El municipio de Manta indicó a través de un video que unas 800 personas de instituciones como la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja y Agentes de Tránsito estarán en las calles para controlar la jornada.

Los organizadores piden a las personas que si tienen que salir a apoyar a algún deportista en específico, que lo hagan en lugares en donde se evite la aglomeración a lo largo de toda la ruta.

Alrededor 1.800 atletas estarán en Manta en la competencia que empezará a las 6h00 en la Playa El Murciélago, el mismo lugar en donde terminará diez horas después.