La Fundación cristiana para la formación y educación integral, el desarrollo y reinserción social (Funceiders) realizó hoy en Montecristi una sesión para nombrar al asambleísta manabita Tomas Burgos como presidente honorífico.

En la reunión además se agradeció la participación del asambleísta, pues fue uno de los creadores de esta fundación que realiza labor social en la zona rural de Montecristi, Manta y otros cantones cercanos.

Esperanza Morales, presidenta de Funceiders, destacó la labor que ha ejecutado Burgos, con ayuda de los padres de familia de la Unidad Educativa Almirante H. Nelson, amigos de la fundación y la empresa privada que colabora para lograr atender a personas de escasos recursos económicos.

La fundación se creó en el 2018 y tocando puertas se logró dar la mano a las personas más vulnerables de la zona rural. En época de pandemia se entregó alimentos en zonas donde no llegaba ningún tipo de ayuda pública ni privada, destacó el asambleísta.

En la sesión entregaron un reconocimiento a Burgos y una medalla al mérito. Él por ser ahora asambleísta se ausenta, pero la fundación seguirá trabajando con ayuda de los padres de familia, amigos y empresa privada, dijo Anabell Vélez, técnica de apoyo de la Funceiders.

“Ahora tenemos otros retos, como asambleístas. Recordemos que la ex Asamblea terminó con una credibilidad, en la población, del 2 por ciento, por tanto nuestro trabajo como UNES y el de todos los bloques del actual legislativo es ser más preciso y trabajar por el bien de todos los ecuatorianos”, dijo Burgos.

El acto se realizó hoy viernes en la Unidad Educativa Almirante H. Nelson.