En el interior de una cisterna agentes de Policía encontraron cientos de paquetes de droga en forma de ladrillo.

Como parte de la operación “Pandora”, la Policía detectó cerca de una tonelada de droga en la provincia de Santa Elena.

Agentes policiales llegaron a un inmueble ubicado en el cantón La Libertad, según un informe de la institución policial.

Tras el allanamiento, los agentes detectaron que se ocultaba droga en una cisterna de la vivienda.

Los policiales sacaron los bloques de droga y al pesarlos dieron como resultado 922 kilos de cocaína.

La Policía estimó que con esta incautación se sacó del mercado unas 7 millones de dosis de droga.

Se estima que el inmueble era usado como un centro de acopio de droga, que era enviada al continente europeo.

Tras el allanamiento se aprehendió a un ciudadano que será puesto a órdenes de las autoridades judiciales para su procesamiento.

Además se incautaron balanzas, un carro y otras evidencias que serán parte del proceso.

Los bloques de droga tenían varios sellos, que ponen las organizaciones para identificar los cargamentos.

En otro caso y de pura coincidencia agentes de la Policía Nacional encontraron media tonelada de droga dentro de una casa.

El hecho se registró en la ciudad de Machala, capital de la provincia de El Oro. Se informó que dentro de un terreno estaba guardado un carro robado.

Dentro de una vivienda la Policía Nacional encontró 25 sacos de yute con 596 bloques que contenían cocaína. Este decomiso superó la media tonelada.