La proyección de contenidos audiovisuales que se transmiten en los buses urbanos, intracantonales, intercantonales, interprovinciales e internacionales, que circulan en el territorio nacional, no podrá ser violento, ruidoso o excluyente.

Así lo establece el artículo 4.a de la nueva Ley de Tránsito, aprobada semanas atrás en la Asamblea.

En su lugar, se mostrarán videos donde se “promoverá el turismo, la cultura de paz, la inclusión, la no discriminación, y buenas prácticas de comportamiento en el espacio público”, detalla un una publicación de la Agencia Nacional de Tránsito del Ecuador (ANT).

José Moreira es un usuario frecuente del transporte interprovinvial.

Él catalogó la medida como “algo absurdo”, ya que, señaló, existen otros medios a los que se accede a este tipo de contenido, como por ejemplo, en el propio hogar, detalló.

“Actualmente existen diferentes plataformas digitales que dan una apertura muy amplia a todo tipo de contenido”, dijo.