Hoy se cumplen cuatro días del secuestro de la hija de José Macías Villamar, alias “Fito”, señalado por la Policía como el máximo cabecilla de la banda de Los Choneros, y aún no hay rastros.  
Michelle Macías tiene 21 años de edad y fue secuestrada en 45 segundos cuando salía de recibir clases de maquillaje de un SPA con su amiga María Villavicencio.
Sucedió el miércoles a las ocho de la noche y desde entonces nadie ha llamado a pedir dinero por el rescate o liberación de ellas, confirmó el fiscal Roger Pachay.  
El funcionario manifestó vía telefónica que ayer cambiaron la estrategia de investigación para dar con las víctimas.
“La indagación estaba marcada por un trabajo de inteligencia que se manejaba bajo reserva, pero se tomaron otras medidas y la investigación cambió de dirección. Ahora estamos frente a un proceso de primer nivel que incluye a varias unidades de la Policía de diferentes jerarquía”, agregó el funcionario.
Él fiscal indicó que no puede revelar más detalles de la investigación; sin embargo, pidió a la ciudadanía no compartir información que genere temor en la población.

Mientras tanto, los policías de inteligencia de la Unidad de Antisecuestro y Extorsión (UNASE) siguen en la búsqueda de las jóvenes.