Indignado se encuentra Diego Chávez luego de que la empresa en la que trabajaba le notificara el despido por un video de TikTok.

Todo sucedió luego de que el joven publicara en la red social una parodia en la que simulaba la llegada de un cliente que solo consulta el precio de una receta médica y no adquiere ningún producto.

Lo hace vestido con ropa de mujer sobre la cual utiliza el mandil de la farmacia donde laboraba.

Chávez admitió que hizo mal uso de su uniforme, pero manifestó que a su criterio, no era motivo para ser despedido.

Tras ser notificado de que no continuaría más en la empresa, usó la misma red social para denunciar supuestos malos tratos de dicha.

Además, dijo, no le cancelaban su sueldo completo, y por utilidades solo le dieron entre 20 y 27 dólares a cada empleado.

Decenas de seguidores enviaron mensajes de apoyo al joven que tras dar a conocer su caso ganó más de diez mil seguidores en TikTok.

Muchos aseguran que no volverán a comprar en la farmacia en mención.

Tras la publicación de su caso, su historia se ha viralizado y más de medio millón de personas han reproducido su video.

A pesar de las fueres acusaciones del joven, la empresa a la que hace mención, aún no se ha pronunciado en sus canales oficiales.