Más de cinco años lleva Chone a la espera de su hospital.  Ahora la fecha para la inauguración se ha vuelto incierta.
Parece una novela, pero no lo es. El 18 de noviembre del 2016 hubo un acto que emocionó a la población y publicitaron ampliamente las autoridades: la colocación de la primera piedra.

Aquel día los gobiernos de China y Ecuador confirmaron la construcción de la casa de salud.
Sin embargo ahora, ni la fecha que se había fijado para la inauguración del  hospital Napoleón Dávila Córdova (primero 29 de abril, luego 14 de mayo) está en firme.

 Nicolás Moreira, miembro el Observatorio de Transparencia de la Salud en Manabí, del Comité Anticorrupción capítulo Manabí, y de las fuerzas vivas de Chone, aseguró que sería un daño terrible para la provincia, inaugurar un hospital sin las más de 160 partidas presupuestarias que se requieren.

Detalló que se necesitan alrededor de 20 médicos especialistas, 60 enfermeras, 45 auxiliares de enfermería, 40 médicos residentes, además del recurso humano para 80 camas que hay en el hospital de contingencia.
Indicó que allí ya se podría trabajar en la nueva casa de salud, a nivel de neurocirugía, imagenología, traumatología, con un laboratorio clínico en toda su capacidad, ya que el equipamiento nuevo está, pero si no hay personal, de nada servirá que este sea inaugurado.

Aseguró que el Presidente de la República tiene en los actuales momentos la facultad, por el estado de excepción en que se vive, de poner los recursos de 3 millones o 4 millones de dólares que el nuevo hospital necesita, para que funcione en su total capacidad.

Moreira dijo que si la casa de salud es inaugurada sin la contratación del personal, su funcionamiento será como el de contingencia.
José Hernández, excoordinador zonal de Salud, sostiene que el hospital debe de ser inaugurado cuando esté terminado en su totalidad, y no a medias, porque hay malas experiencias como el Hospital de Especialidades, que en el 2018 fue entregado y no se han creado las partidas para que funcione al 100%.

Mencionó que Chone congrega pacientes de Junín, Bolívar, Tosagua, Flavio Alfaro.
Indicó que la nueva estructura contempla un tomógrafo, pero no hay un imagenólogo que lo opere, y que en el área de diálisis solo están las sillas mas no el equipamiento. “No hay nefrólogo para las diálisis, y se seguirán comprando los servicios externos” acotó.

Kléver Santos, coordinador zonal de Salud, en una reunión realizada días atrás con representantes de organizaciones sociales de Chone, dijo que se analizarán los requerimientos  presentados por los ciudadanos para, en lo posterior,  poder darles una respuesta.