Hacen bien las organizaciones cívicas de Manabí en organizarse y pedir la presencia del presidente Guillermo Lasso en Manabí para definir algunos aspectos relacionados con el desarrollo de la provincia, especialmente los que fueron parte de sus promesas de campaña.

El entonces candidato Guillermo Lasso ofreció que iba a construir un ente de desarrollo que se encargara de la planificación hídrica y, al mismo tiempo, le encomendaría las definiciones de los aeropuertos, de los puertos, de la electrificación, de una propuesta para la autonomía; además, planteó la creación de una zona franca en Manabí y de entregar créditos blandos y a largo plazo a los sectores productivos, en especial a los agricultores.

“Más que una visita se demanda concreciones de los temas pendientes”

Han transcurrido seis meses desde la posesión del Gobierno y se siente un lento avance en unos temas y nulo en otros. El modelo actual de manejo de los recursos hídricos no satisface las necesidades de Manabí; en reconstrucción, la maraña burocrática no permite el adelanto de los proyectos; los créditos siguen siendo una promesa y de la creación de la zona franca no se ha vuelto a hablar.

Por ello, es necesario que el Gobierno comparezca en Manabí para hablar de estos temas. Más allá de una visita, lo que se demanda son concreciones de los temas pendientes y en los que está visiblemente en deuda.

Editorial de El Diario publicado este jueves 2 de diciembre del 2021 en nuestra edición impresa.