Nueve meses después de que siete motos fueran robadas del Centro de Retención Vehicular,   ubicado en el parqueadero del estadio Olímpico Santo Domingo, la Empresa Pública Municipal de Tránsito (EPMT) inició con el pago de los valores a los perjudicados.

Los vehículos se hicieron “humo” mientras permanecían en dicho patio, el cual fue habilitado de forma emergente por la pandemia.
Allí se retenían los automotores cuyos conductores incumplían con las restricciones de movilidad impuestas desde el Comité de Operaciones de Emergencia.
Los dueños de las motocicletas se dieron cuenta del robo la última semana del mes de mayo, cuando el cantón pasó de semáforo rojo a amarillo.
Con el cambio, se “relajaron” las restricciones y la EPMT inició el proceso de devolución de los vehículos retenidos.
En el parqueadero del estadio se llegó a contabilizar 600 motos y 300 carros.
Los primeros 15 días de mayo, los agentes llegaron a retener a 403 autos y 350 motocicletas.
> Delito. Uno de los perjudicados, que prefirió mantener su nombre en reserva, señaló que fue él mismo quien se dio cuenta del robo.
“Después de hacer todo el trámite, fui al estadio a retirar mi moto. El que estaba de guardia me dijo que la busque, pero nunca la encontré”, recuerda.
El hombre tuvo que presentar una denuncia por robo en la Fiscalía y debió seguir pagando las cuotas de la moto, la cual fue adquirida mediante un crédito.
Héctor Fiallo, gerente de la EPMT, sostuvo que se ha procedido a la devolución del valor de los vehículos que fueron robados.
“Respondemos por todos los bienes que están bajo nuestra custodia, esos bienes están asegurados. Cuando se perdieron, le solicitamos a los propietarios que pongan la denuncia con el título de propiedad y ellos hicieron el trámite. El proceso duró varios meses, pero en enero ya se canceló el valor de las motos en el mercado. Solo nos queda pedirles disculpas”, dijo.
El funcionario reconoce que el patio emergente en el parqueadero del estadio no contaba con todas las seguridades.
“Por la parte posterior del estadio se metieron los antisociales, no había cámaras”, puntualizó