Un proceso judicial tiene molestos a dirigentes, socios y las bases de la Unión Provincial de Taxistas (Unitaxis), que incluso piensan paralizarse.

Ayer ellos expresaron su inconformidad ante el juez Emerson Curipallo, porque no resuelve aún el caso de la compañía Comprovtsa S. A.
Se trata de una empresa que se creó en 2017 y agrupa a más de 200 taxistas, sin embargo aún no cuenta con el permiso de operación; desde ese año la Unitaxis se opone a que dicha compañía circule en la ciudad, puesto que, afirma, existía un estudio que señala que en Santo Domingo había una sobreoferta del servicio (2.600 carros) y no puede haber más unidades.
Amparándose en ese informe, elaborado en 2018, la Empresa Pública Municipal de Transporte (EPMT) no le ha otorgado el permiso.
Desde allí Comprovtsa inició acciones legales, indicando que sus derechos han sido vulnerados, y un fallo de un juez le dio la razón, ordenando además que mientras la EPMT realice un nuevo informe de necesidades de oferta y demanda, ellos podrán seguir laborando.
El líder del gremio amarillo, Fausto Mera, informó que el 22 de febrero de 2020 en audiencia oral el juez emitió su sentencia y después se pronunció oficialmente con fecha 9 de junio de 2020, luego hizo una ampliación de la sentencia el 18 de agosto, pero sostiene que desde ahí se viene dando las dilatorias al proceso.
En septiembre estuvo listo el nuevo estudio de oferta y demanda, por ello uno de los abogados de la Unitaxis, Stalin Naranjo, cree que el caso culminó y ya debería ser archivado y por ende que las unidades de Comprovtsa dejen de circular, pedidos que ayer hicieron público.
“El gremio del taxismo rechaza la actitud del señor juez y responsabilizamos sobre él mismo el grado de inconformidad que tienen nuestras bases”, apuntó Mera, añadiendo que posiblemente harán una paralización.
> UNA AUDIENCIA FINAL. Ellos están preocupados porque la semana pasada la Defensoría del Pueblo sugirió al juez que debería ordenar que se contrate una consultoría para hacer un nuevo estudio de oferta y demanda de taxis.
Pedro Chavarría, principal de Comprovtsa, afirma que ganó el juicio y que la sentencia ya está ejecutoriada. “La EPMT no cumplió en el plazo que le dio el juez (para presentar el estudio nuevo) y desde ahí hay incumplimiento de sentencia, este hecho ya está denunciado en la Fiscalía porque se trata de incumplimiento de orden legítima de la autoridad competente”.
Además, cuestiona que el informe que presentó la EPMT lo haya elaborado personal de la misma empresa, pues señala que no puede ser parcial, puesto que la Empresa es una de las partes procesales.
“El juez debe convocar a una audiencia para verificar si la EPMT ha cumplido o no la sentencia”, refirió Chavarría.