LA CONCORDIA.-Este miércoles fue aprobada, en segundo y definitivo debate, la ordenanza que controla la contaminación ambiental generada por la emisión de ruido.

La normativa, según el concejal Igor Gallardo, presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente, es más bien preventiva.

En el cantón, quienes generan mayor ruido durante el día son los comerciantes en locales o ambulantes, estos últimos para promocionar sus productos o alimentos y tener ventas.

Gallardo aclaró que no se prohibirá la actividad, sino que se recomendará bajar los decibeles.

La normativa estará enfocada más al control de fiestas.

Lea más detalles en nuestra edición impresa de mañana, 18 de agosto de 2021.