El proceso de vacunación contra el COVID-19 en el aeropuerto Reales Tamarindos, de Portoviejo, se retomó ayer con más de mil dosis que fueron destinadas para las personas que no accedieron a la inmunización los días lunes y martes, cuando la atención fue suspendida por el cambio de gobierno y el arqueo de las vacunas.

Hasta el punto de inmunización llegaron ayer adultos mayores, personal de salud y primera línea, únicamente para segunda dosis, sin agendamiento.

Hasta el momento, desde el municipio se desconoce el nuevo esquema para el plan de vacunación que implementará el Ministerio de Salud desde el 31 de mayo, por lo que solicitaron una mesa técnica a la entidad.