La Fiscalía de Ecuador ha presentado cargos contra los seis hombres detenidos por su presunta participación en el asesinato el miércoles del político Fernando Villavicencio, candidato a las elecciones presidenciales, entendiendo que el crimen ha generado “conmoción social” y un “alto riesgo de fuga” por parte de los sospechosos, que tienen nacionalidad colombiana.

El Ministerio Público ha expuesto en una vista 22 “elementos de convicción” que avalarían el procesamiento de estas personas, entre las que figuran pruebas de la escena del crimen y de los registros realizados, así como declaraciones de los testigos del ataque que se cobró la vida de Villavicencio tras un mitin electoral en la capital ecuatoriana, Quito.

“El protocolo de autopsia indica que la víctima recibió disparos de larga distancia, mientras que el informe balístico determinó que las vainas calibre 2-23 coinciden con uno de los fusiles encontrados en los allanamientos, expone la Fiscalía en su comunicado, en el que da cuenta también de una huella dactilar hallada en una moto.

La instrucción fiscal permanecerá abierta por treinta días.

Villavicencio murió víctima de varios disparos, mientras que otras nueve personas resultaron heridas, entre ellas una aspirante a diputada y tres agentes responsables de la seguridad del candidato presidencial.