El 14 de febrero suele ser una fecha marcada en rojo por los enamorados, pero los solteros también se empiezan a apropiar de este día y cerca de un 40 por ciento de los jóvenes se hace autorregalos por San Valentín o se plantea hacerlo próximamente. Este año, cerca de la mitad ha elegido el canal online para adquirir sus regalos, mientras que un 25 por ciento opta por combinar la compra presencial con la compra en línea.

Así lo demuestran algunos de los datos recogidos por un reciente estudio de Klarna, empresa dedicada a los servicios de pago y compras. En este informe se pone de manifiesto que el 20 de los ‘millennials’ y los ‘GenZ’ señala que ellos mismos son la persona más importante de su vida, como principal motivo para hacerse un autorregalo por San Valentín.
Tanto a la hora de hacer regalos como de recibirlos, ropa y calzado son la categoría número uno. Sin embargo, en la segunda categoría más elegida encontramos diferencias: cuando se trata de comprar un regalo para otras personas, nos decantamos por salud, belleza o cuidado personal; pero cuando se trata de hacernos un autorregalo, la tecnología es la segunda categoría favorita.